26/9/13

Cómo fotografiar tormentas

30" f:5,6  ISO100

Tutorial nivel avanzado.

       No hay que ser “rápido como un rayo”, ni tener un equipo especial, ni una suerte loca...
Es mucho más sencillo de lo que parece, hasta el punto que lo más importante es cultivar la paciencia necesaria para esperar que te pille una buena tormenta, en el lugar apropiado, y con el equipo básico preparado:

  • Un trípode.
  • una cámara que se pueda colocar en manual.
  • un disparador remoto (no imprescindible).
  • un impermeable (para ti, y otro para la cámara).

Supongamos que hay una tormenta y que ya estás con el equipo indicado en un buen puesto de observación. Vamos a Preparar los “4 Cardinales” de la fotografía:


ISO:100. 20" f:11 dos rayos destellaron durante los 20 seg.
1-Enfoque: Enfoque manual (al horizonte) vas a cerrar el diafragma bastante, de modo que usar fácilmente la profundidad de campo para tener foco de 10m o 20m a infinito.

2-ISO: A pesar de la oscuridad usaremos ISO bajos alrededor de los 100 ISO. Que junto con un buen trípode proporcionará imágenes de alta calidad.

3-Diafragma: Y para contrariar aun más lo “aconsejable” en la fotografía nocturna, cerraremos el diafragma f8 o incluso hasta f11!.

4-Obturación: Con todo esto lo que perseguimos conseguir una velocidad de obturación lo más  larga posible, puede ser del orden de 20”, 30” incluso 1 Minuto. Más que suficiente para que uno o varios rayos sean recogidos por el sensor.



Pero en definitiva, ¿cuál es la mejor combinación diafragma-obturación?

Imagen sin tratar : 15" f:5,6 100 ISO dos puntos + de diafragma, y 1/3
más de obturación, la ciudad está más luminosa. Al abrir el diafragma
se  ha quemado el rayo un poco, pero hemos recogido la iluminación
del destello en el cielo

Imagen sin tratar : 20" f:11 100 ISO                                     ..                              

Esa decisión es la que tendrás que tomar como fotógrafo, teniendo en cuenta los factores particulares, y
 teniendo en cuenta que:

   Depende de lo luminosa que sea tu ciudad, pero por lo general, a 100 ISO/ 20” / f:11. El sensor puede recibir información de luz ambiente, lo justo para pillar los edificios, pero hay que tener en cuenta que no influye en la correcta exposición del relámpago.
La velocidad de obturación del relámpago viene, claro está determidada por la fracción de segundo que dura el destello, de modo que para que salga correctamente expuesto, debemos utilizar el diafragma..

   Puedes empezar por F:8, y dependiendo de la distancia a la que se encuentre, y la claridad de la atmósfera, iremos corrigiendo.
En resumen, una vez que tenemos el relámpago bien expuesto, con la velocidad de obturación determinamos la luminosidad del ambiente, y con el diafragma, la del relámpago. Esto les sonará a los fotógrafos que usen flash de relleno. Podemos decir que usamos el rayo como un gigantesco flash natural, hasta el punto de que si la tormenta está muy cerca, es bueno subexponer un pelín con el obturador la luz ambiente de la ciudad, en previsión de que sea el destello del rayo el que ilumine la escena.



ISO:100. 20" f:11 debido a la poca actividad eléctrica decidí aumentar el tiempo de exposición para pillar varios
rayos en la misma toma. Con el diafragma cerrado gana definición la forma del rayo, pero apaga su destello en las nubes. 




      Básicamente con esto tenemos suficiente para poder hacer bonitas fotos de tormentas, pero vamos a refinar un poco más con algunos consejos que puedan ayudarte:
  • Lo Primero es no dejarte llevar por las prisas....  ¡Para! unos instantes y observa cuidadosamente los rayos. Esto debería darte una referencia de dónde está el ojo de la tormenta, (donde podrás observar  mayor actividad eléctrica), ya sabes hacia dónde orientar la cámara. e incluso adivinando la dirección en la que la tormenta se desplaza, prever mejores emplazamientos con encuadres más vistosos.
  • Mucha precaución, y muchísimo repeto por los fenómenos naturales, precisamente este verano en el que hemos perdido a tres expertos “Cazatormentas”. Tim Samaras, su hijo Paul y Carl Young Expertos en tomar espectaculares imágenes, y  expertos en Tomar todas las precauciones.
  • He oído a fotógrafos experimentados en tormentas recomendar trípodes de aluminio mejor que los de Madera, dicen que si estás en el campo cerca de una tormenta, y notas que el trìpode empieza a “zumbar” debes alejarte, (rápido pero sin correr) por que un rayo está a punto de cargarse tu equipo.
  • Agujereando una bolsa de basura... vacia :-). metiendo la cámara y fijando con una goma el parasol del objetivo al agujero, tienes un improvisado y eficiente impermeable para el equipo.
  • Una vez que hayas decidido los niveles de exposición, mira hacia donde tienes apuntando la cámara y dispara, dispara, y dispara sin parar. Para sólo si notas que el centro de la tormenta se ha desplazado. Justo cuando hayas interrumpido la sesión para comprobar lo bonito que ha dedado ere último relámpago, saldrá el más espectacular de todos. Cuando acabes la sesión podrás pararte a disfrutar del trabajo.
  • El Disparador remoro no es imprescindible, pues siempre puedes usar el temporizador de la cámara (como hago yo) generalmente dispara a 2, 5 o 10. con esa velocidad de obturación lenta, pulsar el disparador puede generar una vibración suficiente para que la foto se vea trepidara. también podéis bloquear el espejo, para mayor seguridad.
  • Mucha suerte... y no olvides un termo de café calentito preparado para cuando acabes...





HOWTO, How To,  Storm, fotografia, photo, cámara, técnica, tormentas, rayos,
Tutorial



3/9/13

Fuji X100, Viene a quedarse

(c) Rodian Contador

¿Y esa sensación de que algo (importante) se quedó en el camino?

     Hay una solución definitiva, como dicen los directores de orquesta:

-¿Vamos otra vez?... ¡¡Desde el Principio!!.

Empezar desde el principio: Seductor y divertido. Volver a perderte en un camino que parecía  no guardar ya misterios, y descubrir nuevos rincones sin explorar, los que en su día dejamos para "después" ... y ese "después" nunca llegó.







¿Quién dijo miedo?


Anillo de diafragmas
Control de obturación
Sentirnos de nuevo torpes en situaciones "sencillas", no da ningún miedo...

    ...El miedo se va si tenemos de nuevo la mano izquierda sobre el objetivo, controlando el anillo de diafragmas, y el pulgar derecho controlando la velocidad de obturación. El miedo se va porque recuerdas por qué te hiciste fotógrafo.
        Renunciar al zoom tampoco da miedo cuando estás acompañado por un 35mm f2, renunciar a la pereza del zoom  para ganar en la calidad de una fujinon específicamente diseñada y cuidadosamente ensamblada,  es una buena opción que no debe dar miedo...

   ...El miedo se va por que  recuerdas por qué la historia de la humanidad está contada con un objetivo de 35mm. Grandes e inmortales  imágenes que perduran  libres  artificios de feria, de trucos baratos que tan pronto fascinan... como desaparecen... (y sé lo que digo, yo también hago uso de ellos... cosas del oficio). 





Es cierto que mirando a mi nueva compañera de trabajo nos viene a la memoria la mitológica Leica, pero Leica queda un poco Lejo$$ de  un reportero gráfico de provincias... Y al rescate llega Fuji, demostrando que ya es veterana, que habla el lenguaje de los fotógrafos, y más aún, que ha creado escuela.

Términos como "Velvia" o "Provia" nos hacen sonreir, nos sentimos cómodos, por que son términos fotográficos que describen un perfil de color, mejor que mil palabras.  Nos hacen sonreir , como sonrío desde detrás de la cámara cuando activo el anillo de diafragmas con mi mano izquierda sobre el diminuto objetivo, mientras mi pulgar derecho controla la obturación, punto a punto, doble o mitad. tac, tac, la cámara se aparta humildemente, y  cede el protagonismo al fotógrafo


Fotografía, cámara, camera, fotógrafo, review,